En Vía Célere apostamos por innovar e implantar sistemas cada vez más eficientes, consiguiendo edificios más sostenibles y comprometidos con el medio ambiente.

La energía geotérmica es la energía almacenada en forma de calor por debajo de la superficie sólida de la tierra, se renueva como consecuencia del flujo de calor geotérmico que asciende desde el interior del planeta y de la radiación solar que calienta la superficie del suelo.

No importa el calor o el frío que haya en el exterior, la temperatura por debajo de la superficie de la tierra en cualquier lugar del planeta se mantiene confortable todo el año, manteniendo una temperatura constante.

En invierno, la bomba de calor geotérmica puede extraer calor del suelo y transferirlo a tu casa, y en verano, extrae calor de tu casa y lo transfiere al terreno.

A través de unos captadores geotérmicos, se conduce dicha energía para su aprovechamiento y poder climatizar a través del suelo radiante-refrescante, así como el agua caliente sanitaria.

Con este sistema se obtienen diferentes tipos de beneficios para los clientes:

  • Beneficios de confort:
    • Es un sistema invisible, que permite liberar espacio en la vivienda al eliminar los radiadores y la caldera individual.
    • Al realizarse un reparto uniforme del calor desde la zona más baja de las estancias, se consigue una mayor sensación de confort.
  • Beneficios económicos:
    • Eliminación de costes de suministro de gas y mantenimiento de caldera.
    • Ahorro económico en la factura de la luz al no disponer de máquina de aire acondicionado en el interior de la vivienda.
    • Al tener Calificación Energética A sus consumos energéticos se reducen notablemente y se consiguen importantes ahorros económicos.
  • Beneficios medioambientales:
    • Al tratarse de una energía limpia y renovable, se reducen las emisiones de CO2.
    • Se obtienen ahorros energéticos de hasta un 79% frente a una distribución convencional de calefacción con radiadores.