El deporte en casa es una practica cada vez más extendida. Hoy día el tiempo es oro y no todo el mundo se puede permitir ir o destinar tiempo a hacer deporte en un gimnasio o en la calle.

El ejercicio regular es un hábito que ayuda a que tengamos una salud óptima y duradera. Hay personas que odian hacer deporte y otras que lo aman, lo ideal es tener una actitud activa, no hace falta odiarlo o amarlo, pero si establecer un término medio.

¿Haces ejercicio de forma constante?

Si eres de los que no lo hace, debes empezar ya. Hacer ejercicio es una receta para bajar de peso, ponerse en forma y hacer algo bueno por ti mismo. Si no sabes por donde empezar empieza haciendo deporte en casa y verás como en cuestión de tiempo se convertirá en una rutina.

¿Es fácil hacer deporte en casa?

Sí, y más si vives en una de nuestras casas. En Vía Célere estamos especializados en el desarrollo, inversión y gestión de activos. Nos caracterizamos por ser una compañía en la que premiamos la calidad, y la innovación en todos nuestros proyectos. Contamos con zonas comunes que integran integran los últimos avances en cuanto a la utilización de metodologías de construcción, materiales, tecnologías y responsabilidad medioambiental. Son espacios para vivir con la máxima calidad de vida y para disfrutar momentos de ocio o actividades deportivas sin salir de casa.

El gymnasio es una de esas zonas comunes que dejan con la boca abierta a cualquiera. Ayuda a cualquiera a mantenerse en forma sin salir de casa, sin tener un gasto adicional de gymnasio que muchas veces perdemos porque no vamos o otros motivos que hacen que ir al gymnasio sea un suplicio.

Nuestros gimnasios están totalmente equipados para que puedas hacer una rutina diaria y se convierta en una buena rutina.

5 claves para empezar a hacer deporte en casa:

Define qué es lo que quieres hacer

Según tus preferencias dedicarás más o menos tiempo. Tienes que ponerte objetivos y tratar de cumplirlos todos. Los resultados los verás, pero tienes que ser constante y empezar ya.

Empieza con un ejercicio sencillo

Sé realista, de nada sirve proponerte una meta o varios objetivos si luego no los vas a cumplir. Cada intento y fracaso hará que tus ganas por hacer deporte en casa se reduzcan.

Selecciona una actividad y recuérdalo todos los días

La función de recordarte todos los días la actividad no es solo por no olvidarla, es por motivarte y por establecer una presión sana en forma de hábito.

Y, para terminar, proponte una recompensa

Después de tu gran esfuerzo puedes comer algo saludable que te establezca y te haga recuperarte tras este esfuerzo.

¡Anímate y haz deporte en casa!