Elegir cortinas para las diferentes estancias de la casa es de las dudas más grandes que pueden aparecer a la hora de decorar. No solo tienes que escoger un diseño que encaje con el resto de las telas y colores de la estancia, hay que tener en cuenta muchos elementos más para crear un ambiente donde te sientas cómodo.

Parece muy complicado, pero si sigues unos pasos básicos te resultará mucho más sencillo de lo que piensas.

La decoración de la estancia

 

Primero debes tener en cuenta el estilo que predomina en la estancia, debes tener en cuenta que no es lo mismo decorar las ventanas de un estilo clásico que rústico que un ambiente actual y moderno. La tela que elijas para confeccionar las cortinas tiene que estar relacionado con tu propia personalidad para que te sientas a gusto en tu casa.

Por ejemplo, si estamos pensando en una estancia tipo habitación de matrimonio debemos tener en cuenta y controlar la luminosidad de las estancias sin perder la privacidad. Por esta razón es muy importante combinar las caídas con los stores y los visillos.

Los visillos ayudan a restar claridad a los ambientes, pero a su vez aportan un plus de intimidad y ayudan a dar una sensación de protección con respecto al exterior. Los visillos pueden ser de muchos tipos, desde finos a suaves y delicados como vaporosos.

 

Telas integradas en la decoración

Este punto es muy importante ya que debes saber si quieres que la cortina quede totalmente integrada o prefieres que destaque frente al resto de elementos que envuelven la habitación.

Si esto no lo tienes claro es muy importante que escojas un diseño liso que encaje con el tono de la pared. Si tu decisión es clara puedes escoger tejidos con estampados en diferentes colores y así darle gran personalidad a la estancia.

 

El color de la pared

Elegir el color de las teles teniendo en cuenta el color de la pared es difícil, por eso no significa que tengan que ser en los mismos tono o gama de color, puedes apostar por contrastes de color. Muchas veces hay que arriesgar y no tener en cuenta el resto de los elementos. Las cortinas o el color de la pared podemos cambiarlo cuando queramos. Lo más importante es atreverse.

 

El tamaño de la estancia

 

El tamaño de la estancia es algo que hay que considerar ya que hay habitaciones de todos los tamaños. Por ejemplo, en las estancias pequeñas es preferible que las cortinas sean ligeras en colores claros para dejar pasar la luz

 

No te compliques la vida con las cortinas

No es necesario una confección muy laboriosa de cortinas. Hay mil formas de colgarlas, caídas, en barra, con jareta o mediante anillas. Últimamente ha vuelto la moda de las barras y el visillo.

Si las ventanas son muy grandes puede resultar práctico tener varias capas de cortina y par ello puedes combinar varias soluciones desde caídas con stores o visillos para filtrar la luz o una cortina gruesa de color con otra más fina.

La elección de cortinas es complicada, pero todo es ponerse. En cualquier caso, hay muchos tipo y diseños para poder facilitarte una decisión en la que te sientas cómodo. Si tienes duda acude a un profesional, estará encantado de ayudarte y dar personalidad a ti casa.