Las alfombras son una solución para delimitar espacios en una misma estancia como el comedor o el salón. Consigues ganar calidez y dar un toque especial a dos ambientes.

Una alfombra es un tejido que por lo general es grueso y que su misión principal es cubrir el suelo de un lugar para arroparlo y conseguir adornarlo.

Hay muchos tipos de alfombras, pero las de lana son un clásico que nunca fallan. Las puedes encontrar de todo tipo, con estampados sin estampados o de diversas formas. Piensa en tu comodidad, es importante que no solo sea un elemento decorativo. Debe aportar calidez en el ambiente y ayudan a sentirse cómodos en la estancia con la suavidad de las telas.

En los espacios pequeños como el hall, el recibidor, los pasillos si incluyes una alfombra sencilla cambiará el aspecto del espacio totalmente y harás que todas las miradas se centren en el elemento. El color es un factor muy importante pero el tamaño a veces, es más. Para las estancias más pequeñas apuesta por tonos claros ya que ayudarán a crear un ambiente luminoso y confortable.

Los estampados pueden variar, pero te recomendamos que si la estancia tiene colores neutros utilices estampados con formas y colores diferentes para darle un toque más divertido al espacio

Decorar con alfombrar requiere dedicación, tiempo, asesorarte de un buen interiorista, tomar como modelo revistas de decoración, web o incluso otras casas.

Las alfombras no solo visten los suelos, sino que transiten la calidez que muchas veces se necesita en una casa.

 

¿No tienes claro si tener una alfombra o no en casa?

La limpieza es uno de los puntos más conflictivos a la hora de elegir si tener o no una alfombra. Es cierto que acumulan mucho polvo y suciedad, pero siempre hay remedios para vivir tranquilo teniendo una alfombra en casa. Puedes contar con los servicios de un especialista o con remedios caseros.

 

¿Qué te ayudará a decidir poner una alfombra en tu vida?

El color ya que aporta luminosidad y ensancha el espacio por lo que las alfombras en tonos claros son perfectas para casas pequeñas. En cambio, si tu casa es más grande, apuesta por alfombras oscuras porque te ayudarán a conseguir más calidez en el espacio.

El tamaño es importante porque esta determinado por las características del espacio donde la quieras colocar. Las medidas que tienes que tener en cuenta son: si es para salón, las patas del sofá tienen que pisar la alfombra y ésta debe ser más pequeña que le sillón para que no sobre. En cambio, si hablamos de la alfombra del comedor, las sillas tienen que quedar dentro de la alfombra y si sobresale que sean 60 cm aproximadamente.

Anímate y cambia de aires, una alfombra dará mucha vida a tu casa.