¿Estas cansada de comer siempre lo mismo? Si quieres que esto mejore puedes organizar tu semana y anticiparte para que el tiempo no se te eche encima. Planificar un menú saludable será la solución a todos tus problemas.

La organización dependerá de si es un menú semanal para un sola persona, para una familia entera, para seguir una dieta o para adelgazar.

Hazte una plantilla sencilla

Puedes crear una plantilla semanal donde ir rellenando antes de empezar la semana y así tener claro lo que vas a comer cada día de la semana. Un menú saludable tiene que ser completo, compuesto por una dieta con verduras cocidas o frescas dos veces al día. Si no quieres o no sabes hacerte la plantilla puedes recurrir a recursos de Internet y descargarte multitud de cuadrantes. Son muchas las personas que se comprometen con un menú saludable y lo aplican diariamente.

¿Es cuestión de tiempo comprometerte con un menú saludable cada día?

Es cierto que cuando alguien quiere algo algo le cuesta. Pero, ¿quién no tiene 20 minutos a la semana para preparar siete menús? Esto te ayudará a ahorrar tiempo y mejorará no sólo tu organización, también, la calidad de tus comidas.

¿Cómo llevamos a cabo un menú semanal sano?

Tienes que procurar incluir productos de temporada semanal. Son económicos y cada época del año podrás ir variándola para aprovechar a comer de todo. Seas vegano o no tiene que estar compuesto en su mayoría por gran cantidad de verduras y hortalizas. Son la base de cualquier alimentación y deben estar presentes tanto en la comida como en las cenas.

En este punto te ayudará consultar el calendario de verdura de temporada y tenlo presente a la hora de hacer la compra. Recuerda que las legumbres son muy importantes en lo que a elementos proteicos se refiere. También hay que incluir los derivados de la soja como el tofu, la soja texturizada y otros alimentos ricos en estas sustancias.

¿Qué no puedes descuidar?

Las comidas básicas del día como son el desayuno, la comida y la cena. Son comidas principales.

La lista de la compra no se te puede olvidar 

No vayas al supermercado si no tienes hecha una planificación, es mejor que revises bien que es lo que necesitas y tengas una lista hecha.

Puedes tener en cuenta menús sin lactosa para los intolerantes, vegetariano para los que prefieren evitar las carnes o detox si quieres desintoxicar tu cuerpo. Un menú saludable no tiene excusa.

 

No pierdas el tiempo, no empieces a comer un menú saludable sólo porque se acerque el verano. Cuanto antes te conciencies de mantener una vida sana mejor, conseguirás disfrutar comiendo y, sobre todo, tener una vida sana.