Una ola de calor es un periodo más o menos prolongado y muy cálido. Durante la época de verano las temperaturas en muchas partes del mundo son muy altas, algo que hay que asumir y saber que se puede volver extremo durando varios días incluso meses. A este fenómeno se denomina ola de calor y sus consecuencias son muy importantes.

 

¿Qué significa atravesar por una ola de calor?

 

 

Es un episodio de temperaturas altas que se mantienen durante varios días o semanas y que afectan a gran parte del mundo. No hay una determinación exacta de lo que puede durar ya que es muy difícil de calcular.

 

¿Cuándo se produce una ola de calor?

 

 

La mayoría de las veces se produce en un periodo canicular o también llamado periodo de tiempo en el que se alcanza la temperatura más alta del año. Esta etapa se puede acortar en función de la región o el país, pero por lo general suelen tener lugar pocas semanas después del inicio del verano.

En España el periodo canicular este marcado entre los meses comprendidos entre el 15 de julio y el 15 de agosto.  Este periodo es el más caluroso porque la posición del sol es aún más alta en el primer tercio del verano y a esto hay que sumar el efecto del re-calentamiento de la tierra a consecuencia de la radiación solar.

Al inicio del verano, los mares y los océanos no han alcanzado su mayor temperatura y su efecto refrescante ayuda a que el termómetro no suba tanto. Por ello, la ola de calor se posiciona entre julio y agosto.

 

¿Cuáles son las consecuencias de una ola de calor?

 

Los incendios forestales

 

Los bosques corren siempre mucho peligro en la época de verano y tienen el riesgo de quemarse debido a la sequía que provocan las olas de calor.

 

Salud

 

Cuando hace mucho calor nuestro cuerpo puede no adaptarse bien ya que no estamos acostumbrados. Esto puede provocar golpes de calor o hipertermia, sobre todo, en los más pequeños, en los mayores y en las personas con alguna enfermedad por estar más débiles.

La hipertermia es un trastorno de la regulación de la temperatura ya que se produce un aumento por encima de lo normal (entre 37,5 y 38 grados).

 

Consumo eléctrico

 

Suele subir de una manera descontrolada, necesitamos refrescarnos y abusamos de ventiladores o aires acondicionados. Esto puede causar un problema y generar fallos en el suministro eléctrico.

 

¿Cómo prevenir la ola de calor?

 

  • Hidratarse de manera generosa y evitar bebidas como el té, el café o el alcohol.
  • No hacer ejercicios físicos en plena ola de calor.
  • Vestir ropa ligera, protegernos del sol y cubrir nuestra cabeza con gorros o sombreros.
  • Aclimatarse durante este periodo permaneciendo en lugares frescos y cómodos.
  • Evitar el sol directamente.
  • Evitar el uso excesivo de ventiladores y aires acondicionados que puedan provocar una enfermedad secundaria.
  • Comer alimentos ligeros que repongan la perdida de energía causada por el calor.