Elegir un destino de vacaciones es complicado, pero contar con el alojamiento perfecto es más aún. Sin embargo, aunque en España existe infinidad de alojamientos, son las casas de vacaciones uno de los más comunes y, a la vez, más demandados. Ahora bien, ¿cuáles son las principales razones para tener una vivienda vacacional?  

Las viviendas vacacionales tienen muchas ventajas en comparación con otro tipo de alojamientos, pero quizá la principal razón para contar con una de ellas sea la rentabilidad. Te permiten disfrutar de más tranquilidad, espacio y privacidad, además de poder bañarte en tu piscina privada. Y… ¡todo a un mejor precio! 

Es por ello, que el mercado del alquiler vacacional esté año tras año al alza, ya que cada vez son más las personas que buscan pasar sus vacaciones en una vivienda en vez de un hotel por la comodidad y el ahorro económico que ofrecen.  

Hoy, en Vía Célere, te detallamos las razones principales por las que tener una vivienda vacacional es una opción más que acertada y rentable ¡Sigue leyendo y toma nota de todas ellas 

¿Cuáles son las razones principales para tener una vivienda vacacional?

Estas nuevas preferencias de pasar las vacaciones han hecho que en España muchos propietarios se lancen a alquilar sus viviendas por un tiempo determinado. Ya sabemos que la vida moderna es la causa de muchas tensiones y situaciones de estrés y de ahí que demos suma importancia a cómo y dónde pasamos nuestros días de descanso.  

Si eres una persona que le gusta invertir y que quiere contar con la comodidad de tener todos los servicios en un mismo lugar, como ocurre en un hotel o en un resort, opta por este tipo de vivienda y olvídate de tener que seguir todas esas reglas y horarios tan rígidos.  

Mayor rentabilidad

Los ingresos procedentes de un alquiler vacacional son mayores que los de un alquiler tradicional. ¿Lo sabías? Además, cuando la quieras disfrutar, no tendrás que hacer gastos innecesarios en hoteles o en otros servicios.  

Comprar una casa de vacaciones crea la oportunidad de poner esta propiedad en el mercado del alquiler mientras no estés allí. Además, durante la temporada alta, esto podría generar grandes rentas, pues mientras no estés disfrutando de ella podrás ganar dinero sin tener que mover un solo dedo.  Tu casa a pie de playa podrá dártelo todo.

La podrás disfrutar cuando tu desees

Una de las principales ventajas de tener una vivienda vacacional es que la puedes disfrutar cuando quieras. Entre medias de las temporadas o simplemente cuando no esté alquilada.  

Además, tras el surgimiento de la pandemia, muchas empresas han implantado el teletrabajo para llevar a cabo el desarrollo de la actividad laboral. Si eres de aquellos que goza de este modelo de trabajo, podrás disfrutar a menudo de ella, tanto en fines de semana como entre semana. No hay nada mejor que tener un lugar para desconectar los días que quieras o te puedas permitir.  

Lo bueno de ello es que sabes que no hay un compromiso establecido y tú decides cuándo y cómo alquilar tu vivienda en función de tus prioridades y preferencias. 

Pago sin preocupaciones y asegurado

El pago mensual del alquiler a veces puede resultar un problema para el propietario por diferentes motivos. El alquiler de una vivienda vacacional se realiza por adelantado antes de la entrada del huésped a la vivienda por lo que el propietario no suele correr riesgos. 

 

Selección de huéspedes 

Es tu casa y tú decides. Puedes hacer una selección de huéspedes y descartar aquellos que no te termine de convencer. Eso irá ligado a tus exigencias y preferencias, por ejemplo, edad, si viaja en familia, si tiene niños, si tiene mascota… Siempre tienes el derecho de conocer un poco más acerca de la persona que se alojará en tu vivienda vacacional. Esto te permitirá decidir si cumple con tus requisitos. 

Una opción para minimizar notablemente tus gastos de vacaciones 

Cuando eres el dueño de una casa de vacaciones, el costo de esos días de disfrute y relajación se minimiza en gran medida. Solo se necesitaría planificar los gastos de transporte para llegar a la casa, lo que reduce significativamente los gastos generales de unas vacaciones.  

Reparaciones y arreglos poco costosos

Podríamos pensar lo contrario, pero una vivienda de alquiler de corta duración se mantiene más cuidada que un alquiler de larga duración no vacacional. Y, es que, los alquileres vacacionales están constantemente siendo revisados y, por lo general, no requieren arreglos muy costosos.  

Propiedad adaptada a tus necesidades y preferencias

Ser propietario de una vivienda te facilita que tu vivienda vacacional esté adaptada a tus necesidades. Y, es que, antes de adquirir una casa de este tipo es importante valorar las infraestructuras que tiene cercanas a nivel de servicios (hospitales, tiendas, supermercados, centros comerciales, etc.) y comunicaciones (red ferroviaria, buen acceso a carreteras centrales, etc.).  

Solo así garantizarás que sea la opción perfecta para aquellas personas que la quieren alquilar para sus vacaciones.  Tener a mano infraestructuras de servicios y comunicaciones revalorizará tanto el alquiler de la casa como su venta en un futuro.  

 

Ahora que ya conoces las principales razones por las que tener una vivienda vacacional, ¿te siguen quedando dudas de que es la mejor opción para ti?  

No lo dudes, siempre será una buena opción para ti tener la posibilidad de sacar partido a tu vivienda. Obtendrás mayor rentabilidad en un momento que es presente y futuro en España.  

En Vía Célere somos referentes en el sector inmobiliario y por ello, ponemos a disposición de nuestros clientes promociones residenciales que son adquiridas en su mayoría para segundas residencias. Estas son. por ejemplo. la promoción Aguamarina en la isla de Ibiza y la promoción Acqua Gardens en Estepona. Si quieres recibir más información sobre ellas, contáctanos. ¡Comprobarás en primera persona los beneficios que te puede aportar tener en posesión una vivienda vacacional!