Crear un espacio para que tu pequeño juegue, crezca y se desarrolle puede y debe ser una experiencia divertida, pero también quizás pueda suponer un desafío. Y es que, la decoración de habitaciones juveniles requiere atención y dedicación. Por un lado, queremos crear un espacio en el que nuestro hijo quiera pasar tiempo, pero por otro, necesitamos que la habitación se adapte siempre a sus necesidades a medida que el niño crece.

Para crear una habitación juvenil de lo más funcional, lo recomendable siempre es tomar nota de aquellos consejos e ideas que ofrecen los decoradores profesionales, ya que serán los únicos que te ayuden a identificar los deseos actuales y las necesidades futuras de tu hijo. Solamente así, lograrás ese equilibrio tan importante entre lo práctico y lo verdaderamente decorativo.

Independientemente de si se trata de una habitación pequeña o grande, debes saber que existen soluciones para todos los gustos y estilos que podrás adaptar con facilidad. En Vía Célere te exponemos en este artículo consejos e ideas a tener en cuenta para llevar a cabo una decoración ideal de dormitorios juveniles. Ya sea que estés comenzando desde cero o intentando mejorar un espacio existente, ¡seguro que en nuestro artículo encontrarás una buena dosis de inspiración!

Consejos e ideas para decorar con éxito habitaciones juveniles 

A la hora de decorar una habitación juvenil, es importante que nuestros pequeños sean partícipes de algunas decisiones para también tengan, en la medida de lo posible, una habitación que estéticamente esté a su gusto y refleje su personalidad, pero que sea un espacio fácil de limpiar y de ordenar.

Optimizar el espacio, buscar soluciones de almacenamiento y conjugar el descanso, el estudio y el juego no es sencillo, pues hay que tener en cuenta muchos factores a la hora de planificar el diseño, la distribución y los muebles para decorar al gusto una habitación juvenil. Descubre siete consejos e ideas para que este espacio siempre esté a la moda:

En las paredes, opta por colores neutros 

Hace un tiempo, era habitual pintar las habitaciones juveniles en colores pastel como los tradicionales rosas, azules claros, amarillos e incluso melocotón. Sin embargo, actualmente en las habitaciones de gente joven, los colores que son tendencia y que mejor resultado ofrecen en cuanto a nivel decorativo son los colores neutros que no sobrecarguen la estancia.

Una consola o cómoda, la mejor opción para el almacenamiento 

En este tipo de estancias es fundamental que tengamos un espacio destinado a guardar las pertenencias, como juegos de mesa, artículos deportivos, libros, etc. Por ello, una muy buena opción para acorralar al desorden es disponer en la habitación de una consola o cómoda, como pieza de almacenamiento para guardar las distintas pertenencias.

Recomendamos invertir en una pieza de alta calidad, ya que, sin importar la edad, los niños y adolescentes siempre tendrán muchos artículos que guardar, aunque dispongan de poco espacio para ello. Además, incluir en algún espacio disponible alguna cajonera con ruedas o espacios de almacenaje debajo de la cama también son una buena opción.

No debe faltar un escritorio amplio y una silla cómoda 

Independientemente del espacio disponible, toda habitación juvenil tiene que contar de un área de trabajo para colorear, estudiar o para favorecer el desarrollo mental del más pequeño. Este espacio de trabajo personal tiene que estar compuesto por un escritorio y una silla cómoda ergonómica, pues solo de este modo ofreceremos un lugar tranquilo para estudiar y hacer la tarea.

Añade una alfombra con un toque de color  

Este elemento decorativo en una habitación juvenil puede dar un toque de relax al espacio. Las alfombras de fibra natural son una de las opciones más duraderas y fáciles de limpiar. Además, pueden ser una base perfecta para superponer algo estampado o colorido encima.

En la pared, cuelga algún cuadro acorde al estilo del dormitorio 

Es importante dar a la habitación un toque de color y alegría y esto lo podemos conseguir colgando algún cuadro en la pared que combine estampados aptos para niños y adolescentes con alguna pieza más sofisticada (como pueden ser por ejemplo estampados algo extravagantes). A medida que maduren los gustos de tu hijo, se podrán cambiar fácilmente estas piezas por otras que estén de tendencia en ese momento.

Tanto para láminas decorativas como para adornos autoadhesivos, lo ideal siempre es que tengas en cuenta los gustos del más pequeño (astronautas, fotografías, viajes, fantasía, etc.) y a partir de ahí, des pinceladas a esos gustos en la decoración.

Juega con los estampados 

Los estampados en cortinas, colchas o nórdicos en este tipo de estancias son un clásico. Le gustarán a tu hijo y además aportarán a la habitación un aire decorativo único. Asegúrate de no usar estampados muy extravagantes y opta mejor por aquellos más refinados.

Hacer uso de ellos en determinados elementos como la ropa de cama o cortinas te permitirán reemplazarlos cuando desees por opción más sencillas como un edredón blanco roto o cortinas con colores más tenues, sencillos y simples.

Crea un espacio como zona de entretenimiento  

Para que los niños o adolescentes desarrollen su propia personalidad, es importante que un espacio de la habitación, por pequeño que sea, esté pensado para su desarrollo personal. A la hora de decorar el mismo va a ser esencial que tengas en cuenta sus gustos y también tendencias decorativas del momento, pero sobre todo la utilidad que tendrá. No será lo mismo decorar un rincón de lectura que decorar un rincón dedicado a tocar la guitarra o a pasar un rato con amigos. ¡Este será su pequeño mundo dentro de su propia habitación!

Ahora que ya conoces algunos consejos para decorar una habitación juvenil, ¿qué opinas de las ideas que te hemos dado en este artículo? ¡Desde Vía Célere esperamos que ahora veas la decoración de dormitorios juveniles con otros ojos!