¿Dormir en el suelo? Pues deberíamos emular a los japoneses y empezar a conciliar el sueño en un tatami o futón. Sobre todo si tenemos en cuenta que, según los expertos, de esta manera alineamos la columna y el cuerpo. Algo que no es posible en un colchón al uso.