En los últimos tiempos se ha puesto muy de moda la decoración con palets. Seguro que alguna vez has podido ver sofás o mesas fabricadas con este tipo de material y has pensado en lo mucho que te gustaría tener uno. Son muy versátiles y es posible crear también otro tipo de mobiliario con ellos, por ejemplo, camas. La mayor ventaja es que los palets son muy baratos, resistentes y tienen una vida útil más larga, pero además, podemos crear el resto de muebles de la habitación también con palets. Por eso, las camas con palets son una opción muy interesante tanto para un dormitorio de matrimonio, para la habitación de los niños o para la de los invitados. Y el dinero que te ahorres con ello, podrás destinarlo a comprar un buen colchón que te garantice un descanso óptimo.

¿Cómo hacer una cama con palets?

Materiales necesarios

4 Palets

1 Destornillador eléctrico

1 Martillo para retirar los clavos y tornillos del palet

Tornillos

1 Lijadora o papel de lija

1 Sierra eléctrica o serrucho y listones de madera

Pintura

Barniz

Cola

Pasos para hacer una cama con palets

1. Compra los palets: la elección es importante para ahorrarnos trabajo en el futuro. Deben estar en el mejor estado posible. Para una cama individual debe medir 0,90 x 1,90 metros y para una cama de matrimonio  1,35 x 1,90 metros. La cantidad dependerá del tamaño de los mismos, pero normalmente con dos es suficiente para hacer una cama pequeña y cuatro para una grande. Puedes colocar también una tabla sobre estos para conservar mejor la forma y que dure más.

2. Prepara los palets: si los palets vienen sucios, tendrás que darles con agua con suficiente presión y esperar que se seque por completo. Si la madera no está tratada, aplica un tratamiento fungicida y deja que se seque. Esto es importante sobre todo si vivimos en una ciudad con mucha humedad. En caso contrario, puedes saltarte este paso. Después revisa y elimina con mucho cuidado los clavos salientes o doblados para que la cama sea segura.

3. Líjalos: el acabado de los palets industriales suele ser ordinario, por lo que habrá que lijarlos para que queden completamente lisos y sin astillas. Luego elimina el polvo de la madera con un cepillo.

4. Aplica una capa de imprimación y de pintura: antes de pintarla deberemos aplicar este producto para tapar los poros y mejorar la superficie para pintarla. Una vez seco aplica la pintura. Es preferible utilizar esmaltes para madera. Intenta elegir un color que vaya a juego con la decoración del resto del dormitorio. Busca combinaciones de colores que contrasten bien y si no estás muy seguro, apuesta por el blanco, ya que además de estar de moda combina con todo.

5. Monta la estructura de la cama: une los palets entre sí con pletinas. Nosotros te recomendamos que utilices las rectas  ya que son más pequeñas y serán menos visibles. Coloca dos pletinas por cada lado para fijar la estructura en un lugar en el que se vean menos. También puedes unirlas con tornillos muy largos o con tacos de madera, pero estos métodos son más complicados. El tamaño de la estructura dependerá de tus preferencias. No te preocupes si es más ancha que el colchón, ya que el aspecto no queda mal  y te evitarás tener que cortar los palets. Además este espacio extra puede serte muy útil para colocar una lámpara o un libro.

La satisfacción que da dormir en una cama que tú mismo has hecho, no tiene precio. ¡Felices sueños!