El brunch se asocia con fin de semana

El brunch es la mezcla de breakfast y lunch. Es decir, desayuno más comida en un horario cercano al desayuno, pero también a la comida. No requiere mucha complicación, sus recetas son fáciles y rápidas. Es un plan de bufete y que los invitados combinen lo que quieran a su gusto. Normalmente se suele realizar entre las doce y la una de la tarde, pero como tu eres quien decides convoca a la gente a una hora en la que te de tiempo a levantarte sin prisas e ir corriendo a todos los sitios.

Lo mejor del brunch es disfrutarlo con amigos o en familia y alargarlo hasta la hora que os apetezca y que sea una excusa perfecta para levantarte y hacer lo que te pida el cuerpo. Hoy día el brunch se asocia con fin de semana y los días festivos ya que son momentos en los que puedes dormir un poco más y  desayunar más tarde o comer en un horario diferente al habitual. A pesar de todo, no te olvides de tus hábitos más saludables, intenta siempre tenerlos presentes.

 

¿Qué no puede faltar en un brunch?

Huevos

Los huevos fritos, revueltos, en tortilla, cocidos y los benedict son los protagonistas. Estos últimos son los más típicos en este tipo de eventos. La base para este plato es el muffin inglés que son panecillos que puedes preparar a la sartén partiéndose por la mitad y tostándolos. En cada mitad del panecillo se colocan unas tiras de bacon fritas y crujientes y encima el huevo escalfado. Para rematar el plato se acompaña a todo con la típica salsa holandesa.

Pan

El pan es imprescindible, debe haber mucho y muy variado: pan blanco, de centeno, de cereales, con sésamo, integral, tostado, en picatostes.

Fruta

La fruta es muy importante ya que es rica, ligera y muy sana. Por lo general es la primera comida del día. Dependiendo de la temporada en la que te encuentres trata de incluir una fruta u otra. La fruta la puedes presentar sola, en macedonia, en un cuenco con diferentes piezas, en batido o en zumo. No te olvides del tomate rallado con aceite de oliva es un elemento muy importante que en todo brunch debe estar presente.

Verdura

Las verduras siempre están presentes ya que se combinan con todo. Puedes prepararlas al horno, a la plancha, en una quiche o en tortilla francesa.

Dulce

No te olvides del dulce, es imprescindible el croissant, los gofres y las tortitas que se pueden combinar con siropes de todos los sabores, chocolate, mermeladas o alimentos salados.

Salado

Los quesos, embutidos, el bacon, los ahumados son complementos perfectos para hacer un brunch completo. Son muy conocidos los hash browns que son trozos de patata al estilo juliana.

Por último, no te olvides de: el aceite de oliva, la sal, el vinagre, la mantequilla, la leche, los zumos naturales ya que el brunch te permite mezclar todo.