Seguimos con los podcasts con los que, desde Vía Célere, queremos mostraros todos nuestros conocimientos y valores respecto a nuestra área de negocio, que es la edificación de viviendas.
Hoy queremos hablar sobre un tema que nos parece muy importante como promotora, hablaremos de la marca corporativa en compañías del sector inmobiliario.
El posicionamiento en el mercado de una compañía es algo fundamental en un mercado cada vez más competitivo y donde la diferenciación cobra cada vez más importancia.

Nos encontramos ante un sector más exigente

El sector inmobiliario tradicionalmente no ha cuidado la marca corporativa, se ha centrado más en el producto, volcando todos sus esfuerzos en posicionar la marca del producto por encima de la corporativa.
El sector promotor en España ha sido siempre un sector muy atomizado, las cinco mayores promotoras de España construyen solo el 6% de las viviendas del país, esto ha provocado que todos los esfuerzos de posicionamiento se hayan centrado en el producto y no en la marca, considerándose de forma errónea que lo importante era solo la imagen de la promoción que se iba a vender dejando en un lado secundario el valor de la marca corporativa.
Nos encontramos ante un sector más exigente, y en este contexto resulta vital tomar medidas estratégicas para consolidar el posicionamiento en el mercado y poder cubrir todas las expectativas de los stakholders (clientes, inversores, proveedores…)
En este contexto, dar valor a la marca corporativa es una oportunidad, algo que hacemos en Vía Célere y que afortunadamente en los últimos años muchas promotoras se han dado cuenta de la importancia del posicionamiento corporativo y están centrando sus esfuerzos en darle más valor.

¿Qué es el posicionamiento corporativo?

Cuando hablamos de posicionamiento corporativo es importante diferenciar entre dos conceptos, la identidad, y la imagen corporativa, veamos cada uno de ellos:

  • La identidad corporativa está vinculado a la marca, es toda manifestación física que hace referencia a los aspectos visuales de la identidad de una compañía, tanto lo verbal (el nombre de la compañía), como todo lo visual (logo, claim, colores, tipografías, etc…).
  • Por otro lado, tenemos la imagen corporativa, vinculado a la reputación o al posicionamiento, es como se percibe una compañía. Está formado por una mezcla de la identidad corporativa, de la actitud de la empresa, y de la experiencia que puedan tener hacía nosotros, todo ello forma la imagen corporativa.

¿Qué necesitamos para conseguir una adecuada imagen corporativa?

Para poder conseguir una adecuada imagen corporativa es muy importante tener en cuenta los siguientes factores:

  • Que haya coherencia entre la identidad corporativa y la imagen, por ejemplo, si tenemos una identidad corporativa (marca) descuidada, no podemos pretender posicionarnos como empresa de lujo.
  • Debe ser una visión compartida a todos los miembros de una organización, no es una cuestión de departamentos de marketing, toda la organización debe involucrarse en el buen uso de la identidad y en como posicionarse en el mercado.
  • Que lo que transmitamos al exterior corresponda con la realidad, de lo contrario generaremos mala imagen.
  • Trabajo constante y estratégico.

¿Y porque es importante la imagen corporativa?

  • Confianza y credibilidad: Estabilidad del negocio a largo plazo.
  • Reconocibles ante el mercado y público objetivo.
  • Fidelización / Recomendación: aumento de ventas.
  • Aumento del fondo de comercio (valor intangible).
  • Distinción respecto a la competencia.
  • Facilita la penetración en nuevos mercados/zonas geográficas.
  • Mejora la relación con instituciones.
  • Vinculación y orgullo de pertenencia a la marca.

Como vemos son muchos aspectos positivos que podemos conseguir con una adecuada imagen de marca. Ahora vamos a ofrecer algunos consejos que son necesarios para conseguir un adecuado posicionamiento:

  • Definir una adecuada identidad corporativa: que todos los aspectos visuales de la marca tengan coherencia y se haga buen uso por parte de toda la organización. En ocasiones es necesario realizar una nueva identidad de la compañía o un restyling de la misma.
  • Tener claro cómo queremos posicionarnos: innovadores, sostenibles, exclusivos, y accesibles.
  • A la hora de comercializar las promociones, dar importancia no solo al producto, también a la marca corporativa. Además de cuidar el material promocional de la promoción que se entregue, completar toda la información posible con material corporativo
  • Tener presencia y con una imagen homogénea en el mundo digital: Web, blog, área de clientes, portales, etc…
  • Estar presente en las redes sociales son fundamentales para transmitir los valores de la compañía y para mantener una relación con nuestra comunidad.
  • A través de la comunicación corporativa: teniendo presencia en medios, participando en información relacionada con el sector, en debates, jornadas, etc… es importante tener bien organizado a nivel internos una política de portavoces
  • A través de acciones de comunicación interna, no olvidemos que los empleados son una vía de transmisión de nuestra imagen de marca al exterior de ahí su importancia
  • Participando en premios que puedan dar visibilidad a la compañía de sus proyectos.

En Via Célere tenemos muy bien definida tanto nuestra identidad como nuestra imagen corporativa, es algo en lo que llevamos trabajando muchos años y hemos conseguido ser unas de las empresas referencias del sector y estar, no solo en la mente de nuestros consumidores, también en el corazón, aunque para hablar de la importancia de cómo conseguir no estar solo en la mente, también en el corazón, nos da para otro podcast.

Hasta aquí el podcast de hoy, os invito a escuchar los podcast de Vía Célere con un contenido muy interesante.