La vuelta al cole como la vuelta de las vacaciones supone volver a la rutina. Hay que saber afrontarlo y organizarnos de la mejor manera para que todo se lleve mucho mejor.

 

¿Qué supone la vuelta al cole?

A continuación, podrás ver diferentes acciones que te ayudarán a establecer una organización.

 

Compra del material escolar

Antes de empezar el colegio tenemos que saber que de todo lo que tenemos que podemos seguir utilizando y que no. Hay materiales como son las mochilas que de un año para otra pueden ser utilizadas, el estuche o el uniforme. Pero, hay otras muchas cosas que no podemos comprar antes porque necesitamos asegurarlas con el colegio el primer día.

 

Repártete las tareas

Antes de empezar el colegio puedes hacer una primera lista e ir a comprar aquello que sabes seguro que tu hijo lo va a necesitar. El primer día de cole tras confirmar el resto de los materiales podrás hacer una lista definitiva para poder tener todo listo y organizado.

 

Las rutinas

Dicen que volver a la rutina cuesta veinte días y después todo es más sencillo. Cada familia y cada niño es diferente en función de las costumbres de casa o de las necesidades de cada uno. Con independencia de cada caso lo mejor es ir estableciendo la rutina poco a poco. Por ejemplo: si el colegio empieza un lunes los días anteriores podemos ir adaptando los horarios para que durante la semana siguiente no sea muy brusco el cambio.

 

Empezamos el colegio

 

Hay casos y casos, pero lo más normal es que los más pequeños tengan una incorporación paulatina y empiecen con un par de horas cada día la primera semana.

Si tu hijo lleva uniforme todo será un poco más fácil ya que la organización de la ropa no te quitará mucho tiempo. Si no es tu caso, es óptimo tener preparado conjuntos sencillos para que puedas ir combinándolos sin mayor dificultad.

 

Un desayuno de campeones

En toda rutina de vuelta al cole no podemos olvidarnos de los desayunos. Hay que ser conscientes de su importancia y dedicarle el tiempo que se merece.

Para que todo sea más sencillo y puedas organizarte es mejor que dejes preparada la noche de antes la mesa del desayuno para que al día siguiente dediques tiempo suficiente a algo tan importante.

Con un buen desayuno toda la familia os iréis con la energía suficiente como para afrontar un gran día.

¡Con este post te deseamos una feliz vuelta al cole!