Una tarde con Cenas Adivina,  una tarde para conocer a gente especial, para disfrutar de un espacio con mucho encanto y para compartir sabores de platos rápidos, sanos y sencillos.

Hace unas semanas desde Vía Célere celebramos un evento de la mano de Silvia de Cenas Adivina y Cristina Ferrer una foodie especialista en comer sana.

En esta ocasión, nuestra invitada especial, fue Virginia Gasch de Vgliving que aportó pinceladas de decoración, tendencias y compartió con todos nosotros en qué se había inspirado para crear una Sala Social-Gourmet tan bonita.

Una noche para descubrir personas especiales

Desde el primer momento, nuestros invitados se encontraron en un espacio único con mucha magia. Se multiplicaron las sorpresas, las sensaciones y el asombro. Fue una velada auténtica, natural y muy real.

Todos los invitados se mostraron tal y como son, aportando sus conocimientos a temas que fueron estrella, el interiorismo, la moda, las costumbres y las tendencias decorativas.

Para Vía Célere fue una noche especial donde descubrir, disfrutar y seguir trabajando e innovando en nuevos retos.

Desde el primer momento, afloraron las emociones. Los invitados conocieron una de nuestras zonas comunes estrella, la Sala Social Gourmet, con un encanto y una particularidad especial.

Como invitada especial contamos con Virginia Gasch, interiorista de VGliving y artífice de una Sala Social Gourmet con tanto éxito. Al éxito se sumó el brillo de cada una de las personas que participaron en el evento, por sus distintos puntos de vista y por sus conocimientos en tantos campos. Fue agradable escuchar a cada una de las personas que allí se reunieron, se respiraba ilusión compartiendo lo que realmente les hace felices.

Hemos conseguido un evento emocionante, un encuentro para ser uno mismo, ayudarnos entre nosotros con nuestros negocios, aprender de las virtudes de cada uno y de emocionarnos con historias con mucho encanto.

Nuestra invitada especial, Virginia, amenizó a los invitados con tips de decoración, con inspiraciones propias que la han llevado a crear zonas comunes tan especiales y a compartir vivencias cuando se han ido creando.

Una tarde noche para recordar

No hay nada como conocer las historias de otras personas y poder sentir con la misma intensidad como la han vivido los protagonistas. En definitiva, fue una noche para encontrarse, para revivir y contar experiencias empatizando con cada uno de los que asistieron.

No podemos terminar este post sin hablar de Cristina Ferrer y su taller de batchcooking, nos impresionaron sus recetas, sanas y, sobre todo, especiales. Creó elaboraciones variadas, versátiles y asequibles para cualquier persona. Al fin y al cabo, todos nos cansamos de cocinar siempre lo mismo. Con Cristina logramos convertir lo habitual en una receta diferente. ¡Sorprender ahora en cualquier cena o comida con amigos será una tarea sencilla!

Ha sido, para nosotros, un placer conocer a tantas personas con retos, con emociones y con tanta naturalidad y espontaneidad. Profundizamos en experiencias y conocimos cómo uno se busca la vida en lo que realmente le entusiasma y a lo que dedica tanto esfuerzo y ganas. Un lujo donde la Sala Social Gourmet fue testigo de cada comentario bonito porque la realidad es que fue la gran protagonista.

El evento tuvo lugar en Célere Dehesa de la Villa, una de nuestras promociones ubicada en Madrid. Un residencial rodeado de zonas verdes y con todo lujo de detalles.

¡Gracias a todos por hacer posible #VíaCélereAdivina, repetiremos seguro!