La vivienda bioclimática busca la forma natural y óptima de aprovechar los elementos naturales del entorno. Este tipo de construcción es una forma de proyectar, construir y rehabilitar edificios para que sean sostenibles.

Hoy día vivimos en un mundo cada vez más concienciado con el medio ambiente y en la arquitectura se están desarrollando corrientes que ayudan a conservar y cuidar nuestro planeta a través de edificios muchísimo más responsables con el medio ambiente y sostenibles.

Disfruta de una mayor calidad de vida y ahorra

Es posible que no te lo hubieras planteado antes, pero apostar por una vivienda de estas características se trata de una inversión a largo plazo. Disfrutar de una mayor calidad de vida, ahorrar en la factura de la luz y así minimizar el consumo de la energía no tiene precio.

Hogares que son muy similares a una vivienda

Ubicación

Debe ser lo más precisa posible de forma que se puedan aprovechar los recursos naturales de la luz y el calor del sol. Es importante poder aprovechar la radiación solar y crear corrientes naturales de aire. Es preferible que la casa tenga una orientación norte-sur.

Sistemas de aislamiento

Es imprescindible contar con buenos sistemas de aislamientos para evitar la perdida de energía. Por ejemplo, será necesario usar ventanas aislantes de PVC.

Instalaciones

Tendrán que estar basadas en energías renovables y en el ahorro energético. De igual modo será muy importante apostar y aprovechar al máximo de todas las energías naturales.

Apuesta por las viviendas sostenibles

Vivir en una vivienda bioclimática te aportará múltiples beneficios como:

Confort y calidad de vida

Disfrutarás de espacios únicos y ganarás confort, este tipo de viviendas consiguen mantener una temperatura constante y lo reparten por toda la casa.

Ventilación

Las ventanas tienen un papel muy importante, es muy importante que no entre ni el frio ni el calor.

Iluminación

Tener un hogar lleno de luz es vida y encima si es natural. El diseño de estas casas te lo permiten pues necesitan aprovechar la máxima radiación del sol.