Organizar la limpieza del hogar tras la vuelta de vacaciones puede ser caótico, pero hoy te queremos dar algunos consejos para limpiar , preparar y organizar tu hogar para la vuelta a la rutina.

Todo lo bueno se acaba y, aunque parecía muy largo, también el verano termina. Hay que ver siempre el lado positivo de las cosas y pensar en retomar la rutina reencontrándonos con nuestro hogar al que seguro que también echábamos de menos.

Volvemos a la rutina y lo hacemos todos. Los niños al colegio y los más mayores al trabajo recuperando así el día a día en casa. Después de haber estado fuera de casa algunos días o una buena temporada tendremos que realizar una puesta a punto para tener la casa lista.

La organización es lo primero

Muchas veces tratamos de abarcar mucho sin llevar un orden que nos permita hacerlo. Antes de empezar hazte un par de preguntas ¿qué es lo más importante que debo hacer? ¿qué es lo que tengo que dejar hecho en el día de hoy?

Es muy importante que establezcas una lista de prioridades y te marques pequeños logros así no resultará caótico.

Puntos críticos en casa

Los dos lugares más críticos para organizar la limpieza en el hogar son el baño y la cocina. Son los dos espacios donde hacemos más vida y por tanto los dos sitios que necesitan una mayor limpieza a fondo. Ahora que volvemos a la normalidad querrás que estén relucientes para sentirte lo más a gusto posible.

Todas las demás estancias son importantes

En el resto de las estancias de la casa debemos organizar la limpieza teniendo en cuenta todos los objetos que tengamos en estanterías, baldas y mesas para quitar el polvo de cada estante y también el de los propios objetos.

Los libros son elementos que pueden acumular mucha suciedad porque normalmente no los usamos todos a lo largo del año, y no hay que olvidarse de mover muebles para limpiar por cada rincón.

No te olvides de las lámparas, zócalos, rodapiés o enchufes. También, los aparatos electrónicos, los sofás o los sillones acumulan mucho polvo y conviene limpiarlos.

A la hora de volver a colocar todo mira todos aquellos elementos que ya se han convertido en trastos y que no utilizas, será la mejor manera de ganar espacio.

En el dormitorio recuerda cambiar la ropa de cama, son lugares donde se acumula gran cantidad de polvo.

Ventanas, puertas y suelo

Es el ultimo punto y el menos agradecido. El suelo debe ser el ultimo punto de limpieza, retira alfombras, sillas y elimina el polvo primero.

Te resultará un poco duro tras la vuelta de vacaciones pero todo esfuerzo merecerá la pena.