Se acerca el verano y con él un ambiente renovado donde las calles y las terrazas comienzan a tener un poco más de vida.

Las ciudades turísticas comienzan a acoger a los primeros visitantes y se empiezan a marcar en el calendario las fechas de no disponible.

Muchas veces el tener que planificar y reservar las vacaciones en cualquier época del año y tener la mala suerte de no encontrar alojamiento es un fastidio. Por esta razón, es mejor no tener que planificar más tus vacaciones y centrarte en planificar tu vida. Si estás pensando en comprar un chalet en la playa, te contamos todo lo que debes tener en cuenta.

¿Qué debes tener en cuenta al comprar un chalet en la playa?

Bien es cierto que la compra de un chalet por impulso no es una buena reacción y menos cuando hablamos de comprar una vivienda ya sea de uso habitual o vacacional.

Es importante detenerse, pensar y valorar la situación para tomar la mejor decisión.

Hay zonas que nos llamarán más la atención

Para saber qué buscamos tenemos que conocer qué necesitamos. Lo primero es saber si queremos primera residencia o una segunda vivienda y tener en cuenta las claves básicas a la hora de comprar una casa

Si es una segunda residencia es importante saber el tiempo que hace en la zona, los servicios que presta la zona y todo lo que puede ofrecernos a nivel personal el vivir en un lugar así.

Elegir una financiación adecuada

Es importante saber el proceso y elegir la financiación adecuada y personalizada a cada proceso.

Es importante comparar antes de elegir la financiación, es un paso difícil y debemos buscar asesoramiento.

¿Los servicios de la zona elegida son los que realmente necesitamos?

Siguiendo lo comentado anteriormente debemos tener en cuenta los principales servicios como son:

  • Farmacias.
  • Supermercados.
  • Zonas de ocio y restauración.
  • Transporte público.
  • Zonas verdes para pasear y hacer deporte.
  • Fácil acceso a rutas por el campo y acceso directo a la playa.

Conocer todo sobre la vivienda que vamos a adquirir

Hay  que conocer y tener en cuenta los gastos fijos mensuales de la comunidad, así como el IBI ya que una vez sea de nuestra propiedad tendremos que hacer frente a este tipo de gastos.

En todo este proceso de me quedo o no con la casa ten en cuenta los gastos fijos de la casa como son la luz, el gas o el agua.

Antes de tomar ninguna decisión precipitada valora todo y déjate asesorar.

Guía para comprar una casa