Comprar una vivienda no es una decisión sencilla, de hecho, es una de las mayores decisiones que se toman en la vida de una persona. Además de ser una gran inversión económica, es el espacio donde construir un hogar. Un lugar donde disfrutar, crecer y compartir momentos con los seres queridos.

En la actualidad, la mejora del empleo, el mejor acceso a la financiación y el aumento de tendencias en la compra de la vivienda hacen que la oferta de las viviendas aumente y, como consecuencia, los futuros compradores tienen más factores a tener en cuenta antes de comprar.

En este post, vamos a exponer una serie de consejos para comprar una vivienda.

 

¿Dónde podemos buscar las viviendas?

 

Buscadores

Uno de los pasos más habituales es buscar vivienda a través de Internet, con el famoso buscador Google. A partir de esto, escribir el lugar y la tipología de la vivienda es el siguiente paso.

Google ofrece una serie de resultados según las búsquedas establecidas mostrando diferentes webs o páginas para comprar una casa.

 

Promotores inmobiliarios

Estos promotores son agentes del sector inmobiliario, con ellos accedes a un precio determinado y cerrado.

Existe la opción de recibir consejos y ayuda de asesores con experiencia en el sector inmobiliario como Vía Célere que te ayudará ante cualquier duda sobre sus promociones aconsejándote de una forma completa y profesional.

 

Portales inmobiliarios

Los portales inmobiliarios son páginas para comprar inmuebles con buen posicionamiento donde se ofrece información de la vivienda, para conocer sus características, precio, etc.

 

Agencias inmobiliarias

Son agentes de propiedades de viviendas cuyo papel es ser un intermediario entre comprador y propiedad, su función se basa en asesorar en el proceso de compraventa. Conocen el producto y median entre las dos figuras mencionas.

 

Consejos para comprar una vivienda

 

Tipo de vivienda

Actualmente, el mercado inmobiliario ofrece una amplia variedad de viviendas, desde apartamentos, pisos, dúplex, casas de campo, chalet…

Cada opción es diferente al igual que los beneficios. Lo recomendable es elegir el tipo de vivienda que más se adapte a las necesidades de la familia o personas que habitarán en el domicilio.

Vía Célere ofrece en sus promociones viviendas de una, dos, tres, cuatro y hasta cinco habitaciones.

Además de pisos, está promotora se dedica a la construcción de viviendas unifamiliares como Célere Jacaranda , compuesta por 76 chalet adosados de 3 a 4 dormitorios, ubicada en Sevilla. Viviendas que siguen en proceso de comercialización.

Si la compra se basa en el diseño de la vivienda, Vía Célere ha finalizado las obras de la promoción Diagonal Port en Barcelona, la cual destaca por sus vistas al mediterráneo y su cuidado en el diseño.

Dicha promoción está pensada para cualquier persona, ya que ofrece habitaciones desde uno a cinco dormitorios. Además, cuenta con los más avanzados niveles de tecnología que se pueden aplicar en la vida cotidiana. Por otro lado, destacan sus zonas comunes y su piscina de borde infinito.

 

Ubicación

Es recomendable tener en cuenta la localización de la vivienda, la distancia a la que se encuentra de los lugares más frecuentes, por ejemplo, sitios de ocio, supermercados, bancos, centros de salud, trabajo, colegios, etc.

Por otro lado, el tipo de barrio en el que vivir, si se prefiere un barrio tranquilo o pequeño o un barrio más céntrico y concurrido, debido a que en esta decisión pueden influir factores emocionales y también, factores objetivos.

Vía Célere comercializa diferentes promociones distribuidas en varios puntos de España y Portugal, como en la provincia de Málaga, donde hay una diversidad de residenciales de la marca.

 

Financiación

Los bancos ofrecen más facilidades para obtener un crédito hipotecario y así, poder comprar una vivienda.

Lo más recomendable a la hora de planificar un préstamo hipotecario es que la cantidad de dinero que se invierta no supere el 35% de los ingresos netos mensuales. Esto se debe a que los bancos financian una cantidad de dinero a cambio de su devolución en 20 o 30 años.

A ese porcentaje, es recomendable sumarle los gastos iniciales de la compra con un porcentaje de 10% – 15%, que se desembolsan al principio del proceso de la compra.

También, es necesario conocer el tipo de hipoteca para hacer una planificación más realista y acertada sobre la cantidad mensual a pagar. El tipo de hipotecas que encontramos son a tipo fijo, variable o a tipo mixto; al igual encontramos diferentes cuotas como cuota blindada, final, constante, interest only y cuota creciente.

Para calcular este tipo de pagos se puede recurrir a calculadoras o simuladores que encontramos en las páginas web de bancos, portales inmobiliarios o asociaciones de consumidores. Vía Célere ofrece este una calculadora de hipotecas y gastos.

 

Tasación de la vivienda

Si se recurre a un préstamo hipotecario, el banco recurre a una tasación de la vivienda para conocer a partir de qué valor concederá la financiación. Según el tipo de vivienda y la superficie varía el importe.

Hay que mencionar los tipos de garantía que existen a la hora de la compra una vivienda de obra nueva, puede ser a través de:

  • Aval bancario. A través de una entidad bancario, por lo general es la misma que financia el proyecto de construcción.
  • Póliza de afianzamiento. El papel recae en una compañía aseguradora.

 

Gastos de notaria

Tras tener concedido el préstamo hipotecario y comprar un inmueble, se recurre a la notaria para que el notario certifique el cambio de propiedad y esto conlleva unos gastos de escritura.

Dicho gasto depende de los honorarios que establezca la notaria a la que se recurra. Esas variables de precio están reguladas por la Administración, dependen del precio de compra, extensión de la escritura o del número de copias de los documentos.

 

Inscribir la vivienda en el Registro de la Propiedad

Una vez comprada la vivienda, el comprador tiene que inscribir el cambio de propietario en el Registro de la Propiedad, su costo no es fijo porque depende del valor del inmueble más unas tasas establecidas por el gobierno, que pueden consultarse en el BOE.

 

¿Qué impuestos hay que tener en cuenta?

El principal es el IVA, representado por un 10% al comprar una vivienda de obra nueva. En cambio, en viviendas de segunda mano el comprador debe pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales que varía según la comunidad autónoma.

Otros tipos de impuestos

 

  • Impuesto de Actos Jurídicos Documentados o AJD. Cambia según la comunidad, se tiene que pagar en un plazo de 30 días hábiles y se contabiliza desde el día de la escritura de la vivienda.
  • Impuesto sobre Bienes Inmuebles o IBI. Se paga anualmente y su valor está determinado según el valor catastral del inmueble. Hay que destacar que al ser un impuesto que se produce el primer día de cada año natural es el propietario y no el comprador el que debe pagar el primer IBI, es decir, si se compra el 20 de mayo, el IBI se pasa el primer día del año, por lo que el propietario es el que debe pagar dicho impuesto y no el comprador.
  • Impuesto Sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana o Plusvalía Municipal. Su precio varía según cada Ayuntamiento. Es un impuesto que el comprador no debe tener en cuenta ya que recae sobre la propiedad o vendedor del inmueble.

Teniendo en cuenta la Campaña de la Renta 2018, casi todas las comunidades autónomas ofrecen deducciones al comprar una vivienda. Esto se da en el caso de jóvenes, discapacitados, victimas del terrorismo o propietarios de viviendas protegidas. También, destacar las comunidades que no incluyen bonificaciones como son Madrid, Castilla-La Mancha, Cantabria, Galicia y las Islas Baleares.

Al haber establecido esta guía de consejos para comprar una casa en estos tiempos, es necesario hacer referencia al lugar donde se buscan los inmuebles y al certificado energético, necesario y obligatorio desde junio de 2013.

¿Qué documentación es importante durante el proceso de compraventa?

Durante el proceso de compra de la vivienda, se necesitan diferentes documentos por ambas partes (comprador y vendedor). ¿Qué documentación es necesaria en cada fase?:

Documentación-Consejos-comprar-vivienda

¿Es importante el certificado energético?

Para concluir este post de consejos, es importante mencionar el certificado energético. El certificado energético es obligatorio desde junio de 2013 para alquilar o vender cualquier tipo de inmueble.

Este certificado informa sobre el consumo de energía y las emisiones de CO2 que se genera en la vivienda, por lo que es un documento que corre a cuenta de la propiedad.

Con él, se obtiene la etiqueta verde o energética donde se muestran las calificaciones de emisiones y consumo a través de una escala de colores. Esto quiere decir que cuanto mejor sea la calificación energética de la casa, mayor es el ahorro, tanto en energía como en facturas.

Con ello, Vía Célere tiene un compromiso con el consumo energético que está representado en cada una de sus promociones porque “creamos espacios que se adaptan a las necesidades de nuestros clientes”.