Llega el calor, la luz y el sol de verano que domina la estética “deco” de nuestras casas. El color siempre actualiza el espacio en el que vives durante este tipo de épocas. Recuerda que no solo cambias tus looks, también se cambian los de casa.

La clave de la decoración es conseguir armonía mezclando productos, mobiliarios, y otras tendencias para incluirlas sin criterio y conseguir un efecto con estilo.

Hay muchas formas de incorporar el concepto en el interior de tu casa, con la clara apuesta por los materiales más frescos y naturales

 

¿Qué tenemos que saber de la decoración de exteriores?

 

En verano sacamos el mobiliario al jardín, surgen nuevas líneas y materiales resistentes al exterior.

Gracias a verano comenzamos a sacar nuestros mejores diseños en mobiliario de jardín. Da igual si son nuevas líneas, materiales más resistentes o antiguos. Los acabados de los materiales y los colores han provocado que se vuelva a los años 70.

Da igual si tienes que establecer una decoración de interior o exterior. Es importante tener en cuenta paredes vegetales y jardines interiores.

La vegetación es uno de los puntos de la tendencia actual. No hay nada como recurrir al verde o a papeles con vegetaciones pintadas. Es el momento de introducir el jardín dentro de las viviendas y la oportunidad de llevar al interior todo lo que no podemos tener en el exterior.

 

El diseño futurista está de moda

 

La iluminación no podemos olvidarla ya estemos pensando en una decoración de interior o de exterior. Hoy día hay gran variedad de materiales y la mayoría son muy versátiles en todas sus formas. La tradición artesanal y visión de futuro dan vida y se dan la mano para ofrecer una pieza especial y con una tecnología más puntera con lo más nuevo del mundo del led.

 

Las fibras naturales son tendencia

 

Si hay algo que destacar por encima de cualquier otro factor de interiorismo, es la importancia de los materiales. En cada época dominan unas tendencias según la época del año. Por eso, en verano aparece la existencia de fibras vegetales.

Las fibras vegetales provocan versatilidad en el espacio y en el entorno. Además, aporta un ambiente fresco, y un toque vintage que te hace volver a los años 50 y 60.

Materiales parecidos a esos son el sisal, la rafia, el bambú o el cáñamo y estos formen parte imprescindible de las ofertas nuevas que puedes encontrar en el mercado.

Las alfombras también forman parte de el estilo chic de este verano ya que se ofrecen acabados exclusivos de grandes diseñadores no solo para colocarlos en la pared o sobre el suelo.

 

Un nuevo must

 

Los solados geométricos han tenido muy buena acogida estos años atrás y siguen pisando con fuerza en la mayoría de los diseños de las nuevas casas.

Es un recurso fácil, con muy buena apariencia que quiere dar continuidad a las cerámicas de toda la vida. Estos azulejos “zellige” tienen un aspecto inacabado listos para instalar en pavimentos de terrazas o incluso en baños.

¿Estas preparado para afrontar el verano?