Durante las vacaciones disfrutar al máximo es la prioridad total, y esto se extiende también a la casa de la playa. Como ya sabrás, la decoración es vital para que estemos lo más cómodos posible en un espacio  

Si acabas de comprar tu casa de la playa o si quieres darle un nuevo aspecto, en Vía Célere te dejamos estos trucos para que gracias a la decoración consigas la casa de tus sueños para pasar las vacaciones.  

Sigue la máxima «menos es más» 

Para conseguir que la decoración de tus sueños sea atemporal fija la máxima de «menos es más» en todo momento, sea cual sea el estilo decorativo que vayas a elegir posteriormente. Así aseguras que la decoración no pase de moda.  

Además, uno de los puntos fuertes de cualquier casa, pero especialmente en las de vacaciones, es la funcionalidad. Por ello, elegir muebles multifuncionales es uno de los factores para tener en cuenta para ganar en espacio y practicidad 

Ten en cuenta también la comodidad a la hora de elegir muebles. Se supone que una casa de verano debe ser cómoda y práctica para que nuestra estancia ahí sea de lo más agradable y placentera y consiga hacernos olvidar de las preocupaciones que tenemos el resto del año.  

Añade puntos de color para dar vitalidad 

La sencillez no está reñida con el gusto por la vitalidad. Dentro de un diseño sencillo donde, como decíamos, menos es más, no está de más incluir notas de color para dar esa alegría característica de las casas de vacaciones 

Las combinaciones de colores estrella pasan por aunar tonos neutros como el blanco con otros más vivos, pero que siempre evoquen a la naturaleza, como puede ser el azul o el verde, que aportan frescura. Puedes incluir estos colores en elementos decorativos como cojines, o también jarrones, portavelas e incluso muebles auxiliares. 

Apuesta por acabados naturales 

En cuanto al acabado de los muebles y los tejidos que vayas a utilizar, la gran apuesta pasa por los acabados naturales. De esta manera, elige aquellos acabados en madera que, además, aportan un toque rústico al conjunto 

Una apuesta muy resultona para los asientos es la de los acabados en ratán. Aparte de estar muy en tendencia, se trata de muebles que aportan frescura, no solo en la parte de la decoración sino también a la hora de sentarse, ya que resultan menos calurosos que otros. Este tipo de texturas puede incluirse también en otros elementos como las alfombras o las pantallas de lámpara de techo 

La madera puede implementarse de muchas maneras en la decoración, ya sea como la base de los muebles elegidos, o bien como una parte de la arquitectura. Las vigas revestidas de madera darán un toque distinto a cualquier estancia, destacando también sobre el color blanco de las paredes.  

Todo al porche o a la terraza 

Sin duda una de las estancias de la casa que más juego da en verano es el porche o la terraza. Poder tomar algo al aire libre sin salir de casa, o invitar a familiares y amigos a una mágica cena en el porche o la terraza, puede marcar la diferencia de unas buenas vacaciones 

Si dispones del espacio suficiente, haz del porche una zona de relax con unos sofás cómodos y una buena mesa para poder comer. Y tanto si tienes porche como terraza, recuerda de la importancia de instalar elementos que puedan darte la sombra que necesitas.  

Si no quieres invertir en una pérgola o en un toldo, una buena solución que necesita de menos inversión y posterior mantenimiento es instalar cortinas. Puedes elegirlas más opacas o vaporosas, o incluso una combinación de ambas para poder regular la cantidad de sol y de viento que entra en esta estancia. Y, además, jugar con distintas texturas y colores que incluir en la decoración.  

Te recomendamos:

Decoración de balcones pequeños: ¡sácales el máximo partido!

¿Cómo elegir el césped artificial para tu terraza? Mejores ideas

 

guia de interiorismo